Toni Ortolà – ¿Es un coche o una limusina?

Arggggg….. No hay nada que me moleste más como diseñador que ver en una revista, folleto o cualquier soporte gráfico, una imagen estirada. Yo confieso.

La semana pasada tuvimos que hacer unos folletos nuevos para un cliente que lleva años haciendo el mismo diseño. Nosotros en este trabajo sólo hacíamos trabajo de imprenta, es decir, reproducíamos los folletos tal y como estaban. Lo malo es que había un error fatal en el diseño.

Hay diseños que tienen las imágenes estiradas sólo para que entren o acoplen mejor en el espacio reservado, es algo que molesta a la vista, o por lo menos a los diseñadores, porque si que es cierto que lo comentas a la gente que está contigo en ese momento y ni lo ven ni le dan la importancia que le damos nosotros, pero así y todo deberían ser conscientes de que las fotografías tienen sus medidas y proporciones y hay que respetarlas.

¿Es un coche o una limusina? ¡Hombre, pues atendiendo a proporciones, este coche mide como 15 metros de largo!

coche estirado

La misma lógica la debemos aplicar a las marcas de las empresas. Éstas están creadas por un proceso elaborado, en el cual existe un apartado de proporcionalidad, que además de por otras razones, busca que sea agradable a la vista. Por lo que estirar una marca para llenar espacios es tirar por tierra todo el trabajo del diseñador. Así que, por favor maquetadores del mundo, tanto profesionales como amateurs, respetemos la proporción, nos alegrareis la vista a los diseñadores.

No desproporcionar marcas por favor


Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *