Teresa Gavilà – Dénia y sus carteles

Esta semana, las fiestas de Fallas de Dénia han estado copando los medios de comunicación locales y, todo ello, gracias a su cartel anunciador, el cual ha abierto un gran debate. En Dénia, en la comarca de la Marina Alta en general, somos muchas las empresas que nos dedicamos al diseño y a la publicidad y tengo muchos colegas profesionales capaces de elaborar carteles realmente buenos, con gran diseño, legibilidad y notoriedad pero ¿qué le pasa a Dénia con los carteles?

Poner en valor el diseño

El verdadero problema que tenemos en la zona las empresas que nos dedicamos al diseño y a la publicidad es que parte de la sociedad no pone en valor el trabajo del diseñador. Al no otorgar valor a este apasionante trabajo que, como todos tiene técnica, no se trata sólo de hacerlo “bonito”, no creen necesario pagar por el trabajo y este es un gran error.

¿Por qué la ciudad de Barcelona es referente en el mundo del diseño? Porque lo valora, sus carteles están estudiados y realizados por gente profesional cosa que emana calidad y elegancia al público. ¿Por qué es Berlín capital del diseño? Porque pone en valor el trabajo de los profesionales que realizan diseño gráfico, paga por el trabajo bien hecho. Dénia no valora el diseño, Dénia no pone en valor el trabajo del diseñador y, por ello, se encarga la tarea de realizar un cartel anunciador a gente ajena al mundo del diseño gráfico que, con mucha voluntad hace sus pinitos pero que, a continuación os voy a dar argumentos de porqué este cartel no es “bueno”, sin restar valor al artista Moya que no dudo que haya trabajado duro en su diseño.

Por qué no es válido el cartel de Fallas 2016 de Dénia desde el punto de vista del diseño

  1. El diseño debe ser, ante todo, útil y en caso del cartel de Fallas de Dénia 2016 no se leen bien las fechas en las que se celebran las fiestas puesto que caen sobre colores demasiado fuertes.
  2. Hay estudios que demuestran que a las personas nos cuesta leer en vertical puesto que nuestra cultura nos ha enseñado a leer en horizontal y de izquierda a derecha. Por ello, todo titular escrito en vertical, con letras unas detrás de otras, van a ser muy difíciles de leer. Si para el diseño se busca una orientación vertical de las letras, se pondrán de abajo a arriba y con la base de las letras a la derecha, de manera que para leer el texto tengamos que ladear la cabeza un poco hacia la izquierda.
  3. La alineación es un punto clave en los diseños gráficos. Los elementos que componen un texto (letras, números, imágenes) deben guardar algún tipo de alineación entre ellos, ya que de no ser así, el resultado final parece un baile disonante en el que cada uno lleva un ritmo.
  4. La elección del color es clave para hacer un buen diseño. Por supuesto, en cuanto a gustos no hay nada escrito, pero el diseño si marca que no se puede hacer un cartel con colores tan fuertes sobrepuestos unos con otros porque queda “oscuro”, cargado y algo agresivo. Cuando un cartel es oscuro no destaca sobre los escaparates de los comercios.
  5. La lección de la tipografía es lo que acaba de dar personalidad a un diseño gráfico. Siempre hay que optar por tipografías que sean “bellas” pero, sobre todo legibles. En este caso, se ha escogido una tipografía demasiado sencilla, propia de la paleta de tipografías de wordArt.
  6. Lo ideal de un cartel es que cuando andes por la acera de enfrente te llame la atención y la lectura sea clara.


Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *