RSC o Responsabilidad Social Corporativa: Qué es y cómo aplicarla a tu negocio

Proyectos de RSC para PYMES

Si últimamente has oído hablar de la RSC, acrónimo de Responsabilidad Social Corporativa, pero no sabes muy bien lo que es, este es tu post.

Qué es la RSC

La RSC o Responsabilidad Social Corporativa es el compromiso que adoptan las empresas con la sociedad que les rodea. A través de un plan estratégico empresarial de RSC las empresas revierten en la sociedad parte de sus beneficios por las “molestias” que puedan ocasionar. Una empresa petrolera, gracias a tu plan de RSC invertirá en reforestar bosques y en proyectos medioambientales que ayuden a regenerar esas zonas que se ven afectadas directamente por su actividad empresarial.

Otro ejemplo un poco más cercano es el caso de AMJASA, Aguas Municipales de Javea S.A., que, como parte de su RSC hace campañas de concienciación por el uso del agua responsable.

Otro ejemplo es la empresa Baleària que, gracias a su proyecto de RSC lleva a cabo acciones medioambientales en los fondos marinos del Mediterráneo, aquellos que se ven afectados por su línea Dénia – Ibiza

Estos ejemplos que hemos puesto aquí, quizás te parecen un poco alejados y poco apropiados para tu PYME pero existen otros tipos de poryectos de RSC que pueden servirte mucho para posicionar tu negocio.

Qué es la RSC o Responsabilidad Social Corporativa

Para que sirve un plan de RSC

Oficialmente, que tu empresa cuente con un plan de RSC sirve para “ayudar” a la sociedad, revertir en ellos tus beneficios. No obstante, lo que hay detrás, si soy franca, es una búsqueda publicitaria de notoriedad y repercusión en medios. ¿Qué saca la empresa que cuenta con una RSC?

  • Reconocimiento social: es decir, que la sociedad vea estas empresas como “buenas”
  • Ayuda a la decisión de compra: si yo se que una empresa lleva a cabo acciones sociales con el dinero que gana, la lectura que hace el cliente es “voy a comprar en esta empresa/tienda porque se que después ayudan/llevan a cabo/ colaboran…
  • Repercusión en medios “de la que no se paga”: Esto es, gracias a los planes de RSC tu empresa puede salir en los medios de comunicación ligada a una noticia positiva, es decir, una noticia “buena”. Además, si el nombre de la empresa aparece en una noticia y no en un espacio publicitario es mucho más creíble para el lector

En definitiva, un plan de RSC hace que tengas más ventas y mucha mejor imagen en la sociedad.

Cómo aplicar la RSC a tu PYME

Dependiendo de la actividad empresarial de tu PYME, podrás aplicar unos proyectos de RSC u otros. Aquí debo aclarar que no hay una lista de proyectos, cada uno elabora el suyo propio.

Por ejemplo, si tu tienda es de ropa, un posible proyecto de RSC es que po cada quilo de ropa que vendas vas a dar a una asociación sin ánimo de lucro de tu municipio una prenda para los más desfavorecidos. Otro ejemplo, si tienes una empresa de comida para llevar, puedes adoptar el compromiso de que tus repartos se harán con un vehículo eléctrico. Así hay muchos más ejemplos. Y lo más divertido de la RSC es que no basta con hacerlo, hay que comunicarlo a los medios de comunicación y a la sociedad para que ésta sepa que se hace por ella.

Si quieres saber más sobre la RSC o cómo podemos aplicarla a tu negocio, llámanos :)

Share

Hacer MK en pequeñas ciudades

Desde el día que constituimos tresT Comunicación tenemos un sueño: ofrecer márqueting a las empresas de las medidanas y pequeñas ciudades de la provincia de Alicante.

Sinceramente, estoy convencida de que TODO NEGOCIO requiere de conocimientos de publicidad hoy en día para poder hacer frente a la gran competencia que se abalanza sobre ellos, desde todos los frentes: en la propia calle donde están establecidos, en la propia ciudad, en toda la provincia (las distancias se han acortado notablemente y a nadie le supone gran esfuerzo desplazarse 50-100 km en busca de un buen producto) y, como no, la competencia a través de Internet.

Las empresas tienen mucha competencia y no parecen conscientes de que se necesitan unas herramientas básicas para luchar en la guerra empresarial. No se puede confiar la batalla “al primo de Zumosol” que, curiosamente sabe manejar Photoshop o usar algún editor Web. La Guerra empresarial requiere guerreros de primera que sean capacez de ganar batallas.

No creo en las PYMES, creo en las mentalidades de PYME. Me explico, muchos empresarios no son conscientes de que son una empresa, que genera beneficios y que, en muchas ocasiones, supone en sustento de toda una familia.

Por ello, hay que cambiar mentalidades y ayudan a esto los múltiples post sobre consejos de cómo mejorar negocios, el apoyo en Redes Sociales de otros empresarios y, como no, de profesionales.

Los clientes de tresT ya lo saben, pero ¿lo saben ustedes?

Share