Eso es Internet

Esta mañana he leído una noticia que me ha hecho reflexionar y me ha abierto los ojos sobre el monstruo que hemos creado con Internet.

La historia tiene un protagonista; Primitivo Fernández, leonés de 32 y un desarrollo; acaba viéndoselas con una gran multinacional californiana y en envuelto en un proceso judicial en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). La historia promete -más que algunas de las películas estrenadas este verano en España-, sin duda. Este embrollo para el pobre Fernández tiene un culpabe: Internet.

Resulta que Primitivo Fernández tiene una página web registrada

Primitivo Fernández, en una actuación de su grupo

bajo el nombre tivo.es y tivo no sale de otro lugar que de resultar diminutivo de Primitivo. Todo correcto hasta que la multinacional TiVo, empresa de Televisión inteligente que vende descodificador digital, grabador y disco duro a la vez quizo registrar su página en España y no podía creer que el dominio estuviese comprado ya.

Antes de realizar cualquier acción, la compañía se puso en contacto con Fernández para ofrecerle dinero por el dominio pero, ante la negativa del propietario, decidieron denunciarle ante el OMPI. La sentencia resuelta en agosto, da la razón a nuestro tivo.

Internet es mundial y lo que uno hace o pone en la gran red es de alcance global. De esta manera cualquier persona puede verse relacionada con una gran empresa para bien o para mal. En este caso, Fernández se ha visto envuelto en una situación un poco desagradable -aunque con bonito final- pero para aquellos que buscáis trabajo, pareja o cualquier cosa que busquéis o ansieis, sabed que si lo haceís bien, podeis interactuar directamente con quien queráis. Eso es el mundo de Internet.

 


Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *